Tener al corriente su certificado de la ITV es un requisito legal en España y sin el no podrá renovar su impuesto de circulación.

Para que nosotros podamos hacerle sus pruebas, usted debe traer su permiso de circulación, la ficha técnica de su vehículo y certificado actual de la ITV con usted cuando nos acerque o recojamos su coche. Recuerde, la ITV no sustituye un servicio. Sólo está diseñada para indicar a todos que su coche reúne los criterios básicos de seguridad en un día determinado. No tiene nada que ver con mantener el rendimiento de su auto o la preservación de valor de este.

Como parte de la prueba comprobamos.