Cuando comprobamos su sistema de frenado somos minuciosos hasta el punto de llegar a ser obsesivos. Vamos a comprobar que el pedal del freno está firmemente conectado al cilindro maestro. Que el cilindro está correctamente rellenado con el líquido de frenos hasta el nivel correcto. Que cuando el pedal del freno está pisado, la presión creada en el las tuberías y conductos del freno es suficiente para activar los pistones hidráulicos. Y que estos pistones conectan correctamente las pastillas de freno con los discos de freno (además de lo cual comprobamos el desgaste). Así que cuando le decimos que hemos comprobado sus frenos, realmente hemos comprobado sus frenos