Como puede imaginar, los coches tienen diferentes sistemas de dirección. Independientemente de las características de su sistema de dirección, puede estar seguro de que obtendrá la mejor atención posible de nosotros. Incluso si eso significa que no requiere atención en absoluto.

Hoy en día, el sistema más común es el de "piñón y cremallera". Es en realidad un mecanismo muy simple - que no es muy diferente del mecanismo de dirección de los juguetes como los coches de Mecano o de Lego. Pero, evidentemente, mucho mejor y más robusto.

Además de este mecanismo básico, características secundarias de más tecnología pueden estar incluidas también (las más populares) son dirección asistida, la adaptable a la velocidad y la dirección con control de las cuatro ruedas.

En mayor o menor grado (o en combinación) estas le permiten a su vez girar sus ruedas con menos esfuerzo, con mayor control o con mayor habilidad, y a menudo reduciendo drásticamente el radio de giro de su coche.

Y, por cierto, somos expertos en todos ellos.