Incluso si nunca la usa, es vital que se asegure de que está en buen estado. Es mejor descubrir cualquier problema en la comodidad de su domicilio o en el garaje, que en el arcén, por la noche, o bajo la lluvia