Si el neumático no se ve desgastado en su superficie puede ser debido a que esté sobre o por debajo de la presión de inflado. Si sólo está desgastado por un borde puede ser el resultado de una mala alineación de las ruedas. Si este es el caso, precisará disponer de un equipo experto, como el nuestro, para comprobarlo en una de nuestras máquinas especializadas. No se preocupe, no llevará demasiado tiempo, ni tanto coste como usted podría pensar.