Conduciendo con los neumáticos inflados por encima o por debajo de la presión recomendada, reducirá la facilidad de manejo de su vehículo, lo que posiblemente lo volverá inestable. Para estar seguro, debe comprobar periódicamente la presión. Para saber la presión adecuada para sus neumáticos por favor consulte su manual del vehículo. La presión correcta de los neumáticos puede ayudar a alargar la vida de estos, mejorar su seguridad y mantener la eficiencia del combustible. No se olvide de que los neumáticos pueden estar bajos de presión sin parecer planos. Ah, y sólo darles una patada no le dirá nada tampoco.