El cambio de neumáticos desinflados en una autopista o en una zona insegura puede ser muy peligroso, especialmente por la noche. En algunas carreteras sin arcén podría ser muy complicado. No es un trabajo agradable cambiar un neumático, sobre todo en invierno o bajo la lluvia. También podría resultar ser una tarea difícil sacar la pesada rueda de repuesto. Con los neumáticos RunFlat usted es capaz de continuar su viaje, incluso con los neumáticos totalmente desinflados. Usted será capaz de conducir alrededor de 80 kilómetros. De esta manera se dispondrá de tiempo suficiente para conducir a casa o llegar a un lugar más adecuado para reemplazar dicha rueda.