Los sistemas directos Disponen de sensores montados en válvulas en el interior de la llanta. Los sensores reconocen el cambio en la presión del aire de inmediato, y lo remitirá, al vehículo a través de la Unidad de Control Central. "Direct Systems" son montados en los vehículos tales como el Mercedes Clase S, BMW Serie 7, Renault Laguna y Maserati Quattroporte,., entre otros.