Normalmente los neumáticos sufren más desgaste en el medio, dándose un mayor desgaste en los que se encuentran en el eje de tracción (dependiendo si el vehículo es de tracción delantera o trasera), debido a que es la zona de mayor contacto con el firme. La mejor manera de realizar un desgaste uniforme en las cuatro ruedas, es rotar los neumáticos entre los ejes delantero y trasero aproximadamente cada 8.000-10.000 kilómetros.